enero 13, 2014

MENDOZAPISTA

Automovilismo en MENDOZA

“Me siento un gladiador”

El mendocino está contento por superar la parte más dura. “Sufrí mucho para llegar hasta acá”, dijo.

El Narigón Julio Quiroga, es muy querido en el ambiente.

Por Franco Ballabriga

Enviado especial al Dakar 2014

El día de descanso del Dakar 2014, como el de todas las ediciones, es vital. Es el día ideal para que los pilotos se recompongan físicamente y, a la vez, los mecánicos trabajen con más tiempo en los pocos o muchos deterioros de los vehículos.

Y este día no los trató muy bien, porque la lluvia condicionó los trabajos y hasta el relax, teniendo en cuenta que muchas de las actividades no las pudieron realizar.

Los pilotos de motos son, sin duda, los que más han sufrido la durísima primera parte de este Dakar y entre ellos hay un mendocino y se llama Julio Quiroga, quien pese a todos los inconvenientes continúa en carrera.

“No sabés la felicidad que tengo por estar acá y ver gente conocida como mi hijo, mi equipo y ustedes. Me siento un gladiador, porque di lo máximo y acá estoy. No sabés lo que sufrí para poder llegar a este día de descanso. Sabía que si lo hacía tenía medio Dakar adentro, por eso tanta euforia”, fueron las primeras palabras de Julio. “Salvo la primera etapa, todas las demás fueron durísimas y los números te dicen todo, porque en el descanso hay sólo 83 motos, que es algo increíble. El calor es tremendo y no sólo lo sufrimos nosotros, sino también las motos, porque la nafta hierve y las bombas se terminan rompiendo. Entonces me pasó varias veces que cuando me pasaba eso tenía que parar para que se enfríe y después seguir. Hubo mucha gente que me ayudó con agua o hielo”, continúa el piloto de la Yamaha número 149.

En cuanto a la dureza de este Dakar, manifestó: “Todos sabíamos que esta edición iba a ser durísima, por lo tanto había que prepararse muy bien física y emocionalmente. Pero de todos modos creo que hasta los propios organizadores se sorprendieron y puede ser que nos hayan metido en un infierno, porque a los duros terrenos se sumó que corrimos con temperaturas de 60 grados”.

Julio compartió momentos de este Dakar con Eric Palante, el motociclista belga que fue encontrado sin vida. “Me enteré recién por el noticiero, porque el equipo no me había contado nada. Él me dio seis litros de nafta en San Juan, porque si no, no hubiese podido continuar, y lo volví a encontrar en Chilecito, donde Lavigne nos rellena el camel back con agua. Yo ahí seguí y por lo que me cuentan él hizo unos kilómetros más y después se paró en el lugar donde murió. Tenía mucha experiencia, pero lo venció el clima. Lo siento mucho, porque a mí me dio una mano muy grande y en parte estoy acá gracias a él”.

SPONSORS

8 comentarios en «“Me siento un gladiador”»

  1. Pingback: Joel
  2. Pingback: Lance
  3. Pingback: tom
  4. Pingback: charles
  5. Pingback: Darryl
  6. Pingback: Raymond
  7. Pingback: martin
  8. Pingback: Craig

Los comentarios están cerrados.