septiembre 30, 2013

MENDOZAPISTA

Automovilismo en MENDOZA

Sanción tardía

La final de la Clase 2 del Zonal Cuyano tuvo dos momentos claves que trajeron cola. Por no tomar una rápida decisión o determinación por parte de las autoridades quedó como saldo varias desprolijidades y más polémica.

La primera se dio en la misma largada donde hubo un adelantamiento de Fabrizio Benedetti, la información de recargo desde ese lugar partió pero en la torre de control nunca de ejecutó, como testigo el piloto Pepe Torrent quién en esta fecha ofició de veedor en otro sector pero escuchó que por la radio se avisó del adelantamiento del auto número 7.

Al piloto nunca se le colocó el recargo en pista pero sí minutos después de terminada la carrera cuando efectivamente los Comisario observaron dos cámaras a bordo (Suriano y la otra sería la de Mathon) y comprobaron el adelantamiento.

Fabrizio Benedetti hasta ese momento ganador de la carrera se sintió muy molesto por lo ocurrido y Abdo Girala quién heredó la primera colocación no tuvo la posibilidad de festejar como se merece, en el podio,  con su  gente y su premio ya que la carrera estaba en suspenso hasta una hora más tarde.

El segundo caso y no por eso menos serio es el de Ariel Persia, el sanjuanino largó con el portón trasero abierto, en la segunda vuelta llegó la marcación de entrar a reparar a boxes (esa señalización estuvo por tres vueltas como lo indica el reglamento). Persia recién ingresó a boxes a reparar tres vueltas más tarde (fue en la sexta), cuando el auto de seguridad neutralizó la carrera, por lo tanto Ariel debió ser excluido en ese momento. El sanjuanino ingresó a boxes, su auto fue reparado y salió a pista nuevamente.

En ese instante  ya todos estaban al tanto y hasta las propias autoridades que el piloto estaba excluido, sabido es que tiene que entrar a reparar durante las tres vueltas que se indica con el cartel en pista. Persía terminó la competencia en pista y su auto fue desarmado en la técnica.

Lo que no se entiende es porque nunca se le mostró la bandera negra a la cuarta vuelta que permaneció en pista sin entrar a reparar, porque se lo dejo volver a pista cuando ingresó a boxes y por último, para que se le revisó su auto en la técnica sabiendo que iba a ser excluido.

Por último dicen que el TC Cuyano dio una vuelta de más.

Estas son las cosas que nunca mejoran en nuestro automovilismo, la falta de rapidez y autoridad para resolver problemas que traen como consecuencias inconvenientes mayores a posterior.