Titulares

Serie triunfal y final que duró poco

5D707978-75B0-4323-9F75-142A93D32670

Una de cal y otra de arena para Julián Santero, que hoy en la 3ra fecha del año de la Clase 3 del Turismo Nacional ganó en la primera serie de manera notable, y luego tuvo que abandonar rápidamente tras un despiste por agarrar aceite en la primera vuelta que originó la rotura del cárter y radiadores tras los saltos dados en el pasto. Así, el mendocino buscará revancha en la próxima para recuperarse.
Sobre el Focus que prepara el equipo GC Competición, Julián formó parte de la 1ra serie por la mañana en la cual largando desde la 3ra posición, pudo saltar al 2do puesto tras superar a Mariano Werner y luego pelear mano a mano el primer lugar con Emanuel Moriatis, a quien pudo rebasar en el curvón, en el segundo giro. Luego, mantuvo una dura lucha con Werner por el liderazgo, a quien pudo pasar en dos oportunidades con grandes maniobras en la zona trabada del circuito, para escaparse en la última media vuelta y obtener un valioso triunfo parcial.
De esta manera, Santero largaba la competencia final desde la 2da posición, y tras quedar patinando en la partida cayó al 4to puesto, pasando rápidamente en curvón a Fabián Yannantuoni para quedar 3ro. Sin embargo en la entrada a la segunda curva, quien lideraba Leonel Pernía sufrió la rotura del motor, y allí el de Mendoza agarró el aceite desparramado por el asfalto, lo que descontroló el auto haciéndolo ir al pasto. Con los saltos dados en este sector, se produjo la rotura del cárter y radiador, y por ello Julián quedó sin presión de aceite en su unidad, teniendo que abandonar rápidamente. La final fue ganada por Iván Saturni (Ford Focus).
Con estos resultados, Santero ahora está en la 6ta ubicación en el campeonato de Clase 3 del TN sumando 51,5 puntos. La próxima fecha de la categoría será el 13 de Mayo en el autódromo “Centenario” de la ciudad de Neuquén.

Julián Santero: “Una lástima no haber podido terminar de redondear lo muy bueno que habíamos empezado este domingo. El auto como ya dije ayer tenía un ritmo excelente de carrera que me permitió avanzar y hacer una muy buena serie, a pesar de la diferencia que había de motor con el auto de Werner que era muy notoria, podíamos luego en la parte trabada recuperarnos y eso nos permitió ganar la serie. En la final quedo patinando en la partida, me recupero en el curvón pasando un auto, y en la curva 2 Pernía rompe el motor, agarro el aceite y el auto se va hacia fuera. Agarré unos saltos muy grandes que rompieron el carter y radiador de aceite y me quedé sin presión, por lo cual tuvimos que parar inmediatamente. Lamentablemente con mucha mala suerte perdemos una buena posibilidad de pelear por el triunfo, pero contamos con un gran auto para recuperarnos rápidamente en la próxima fecha”.

Crédito Imágenes: Darío Gallardo y Prensa APAT.